14 de octubre de 2011

La mujer vietnamita de 23 años con apariencia de 73.

Nguyen Thi Phuong, una mujer de 23 años, parece una adulta mayor, al serle diagnosticado un aparente caso de envejecimiento prematuro, ocasionado por una intoxicación por mariscos. Este caso no había sido expuesto a los medios hasta hoy, ya que el esposo de Nguyen, Thanh Tuyen (carpintero), dice que, al hacerlo público, los médicos pudieran darles una respuesta a lo que afrontan. El amor que siente por ella no se ha desvanecido, dijo Thanh.

Nguyen ha usado máscaras para protegerse de la mirada de personas entrometidas; sin embargo, hasta este momento ha solicitado la ayuda de los médicos para ver si puede revertir el efecto de envejecimiento. Al mostrar una de las fotos de la boda en 2.006, cuando tenía 21 años (lado izquierdo), Nguyen dice: ''era más bonita y no tan fea como ahora, ¿no?''.

La mujer confiesa que, a partir del momento en el que consumió el presunto alimento, sintió piquiña o comezón en todo el cuerpo, llegando inclusive a rascarse mientras dormía. ''Después de pasar un mes de tomar algunas medicinas que compramos en la farmacia, no tuve más picazón, sin embargo, mi piel comenzó a flaquear y a arrugarse'', dijo.

Muchos no creen que Phuong sufra una lipodistrofia, un raro síndrome que hace que una capa de tejido graso debajo de la superficie de la piel se desintegre mientras que la propia piel continúa creciendo a un ritmo sorprendente.

El síndrome no tiene cura y deja a sus víctimas con pliegues sueltos de piel en todo su cuerpo, rostros arrugados y los rasgos. Esta dolencia es extremadamente rara y se cree que sólo afecta a unas 2.000 personas en todo el planeta. Por el contrario, otros creen que la mujer sufre los efectos secundarios de una medicación con una potente carga de esteroides.

No hay comentarios: